MATEMATES

16/06/2011

De hormigas con zancos, cerdos confiados y cisnes negros

Filed under: Para leer...,Probabilidad — joaquinriveromatematicas @ 09:02

La hormiga del desierto del Sáhara puede atravesar enormes extensiones de terreno arenoso en busca de alimentos, muchas veces sin ningún tipo de punto de referencia. Estas criaturas son capaces de regresar a su nido utilizando una ruta directa, sin necesidad de rehacer el camino del que se sirvieron a la ida. Da la impresión de que han diseñado una especie de ordenador-podómetro que cuenta sus pasos y que les permite medir distancias con enorme precisión.

Ésta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigación suizo-alemán manipulando la longitud de las patas de las hormigas para hacer que sus pasos sean más largos o más cortos. Después de que las hormigas hubieran alcanzado su destino, se alargó el tamaño de sus patas con una especie de zancos, o se acortó por medio de una amputación parcial. Tras soltar a los insectos para que pudieran comenzar su regreso al hormiguero comprobaron que, mientras que las hormigas con las patas alargadas caminaron demasiado y dejaron atrás el hormiguero, las que habían sufrido el acortamiento por amputación no llegaron a alcanzarlo.

Como hormigas del desierto, también nosotros hemos necesitado desarrollar determinadas destrezas, ya no sólo para sobrevivir, sino para forja nuestro aprendizaje. Y en lo más primario de nuestro proceso de aprendizaje, las subrutinas más esenciales, son mucho más básicas que el podómetro diseñado por las hormigas, aprendidas casi sin querer y modeladas a golpe de ensayo y error.

Y es que cualquier bebé aprende rápidamente que es más fácil que le hagan caso si llora, un niño sabe que para recorrer sin tropezar un pasillo a oscuras debe anteponer sus brazos en su camino y prácticamente cualquier adulto ya sabe que no debe ir a IKEA con prisas un fin de semana. Cada uno de estos aprendizajes, adquiridos empíricamente a base de llantos, golpes o esperas interminables, guían nuestro comportamiento cotidiano en el futuro y nos permiten actuar optimizando la respuesta obtenida.

Pero la naturaleza altamente empírica de nuestro proceso de aprendizaje choca de bruces con la de ciertos fenómenos con los que debemos enfrentarnos de forma cotidiana. Antes del descubrimiento de Australia, los habitantes del Viejo Mundo estaban convencidas de que todos los cisnes eran blancos, una creencia irrefutable cuyas pruebas empíricas confirmaban totalmente. La visión del primer cisne negro, aparte de ser una sorpresa interesante para unos pocos ornitólogos, ilustra la grave limitación de nuestro aprendizaje a partir de la observación o la experiencia y la fragilidad de nuestro conocimiento cimentado en éstas.

El autor libanés Nassim Nicholas Taleb llama Cisne Negro a ciertos fenómenos que podríamos tildar de rarezas, para los que nada del pasado podría apuntar de forma convincente a su posibilidad y sólo en el futuro, en el que ha ocasionado un impacto tremendo y devastador, parecen explicables o predecibles. Un Cisne Negro es un torpedo diseñado para golpear en la línea de flotación de nuestro conocimiento.

Imaginemos un cerdo, que vive entre encinas y al que se le da de comer todos los días. Cada vez que se le dé de comer el cerdo confirmará su creencia de que la regla general de la vida es que a uno lo alimenten diariamente unos miembros amables del género humano que miran por sus intereses. Una fría y lluviosa mañana de diciembre, al cerdo le ocurrirá algo inesperado que conllevará una revisión total de su creencia.

Pensemos en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Si el riesgo hubiera sido mínimamente concebible el día 10, no se habría producido el atentado pero, ¿quién iba a pensar? Fijémonos ahora en las revoluciones y protestas en el mundo árabe, fenómeno que pareció prender el inmolarse un joven de 26 años llamado Mohamed Bouazizi. Son unas revueltas, sin precedentes en el mundo árabe, imposibles de haber previsto con anterioridad incluso siendo conocedores como eramos entonces de las razones que a posteriori estamos encontrando para justificarlas: deseos de la población musulmana más joven de ciertas libertades democráticas y profundos cambios políticos, económicos y sociales.

YouTube fue fundada en febrero de 2004 por Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim, y la idea surgió ante las dificultades que experimentaron al tratar de compartir vídeos tomados durante una fiesta en San Francisco. El dominio fue activado en febrero de 2005 y su primer vídeo fue cargado el 23 de abril. Para diciembre de ese año, YouTube era visitado más de 50 millones de veces al día y en agosto de 2006 ya eran 7000 millones las visitas diarias. Dos meses después, Google compró la compañía por 1650 millones de dólares.  Este mismo año, la revista Time le otorgó a YouTube el premio al Invento del Año por su impacto en la cultura popular y en la sociedad. ¿Cómo se podía predecir ese éxito? La idea de desarrollar una plataforma así no fue exclusiva de los creadores de YouTube, ¿por qué ésta y no alguna de sus competidoras? Sólo es posible responder a esta pregunta a posteriori puesto que nada hacía indicar este impacto.

Quizás, la única forma de vacunarnos, en la medida de lo posible, contra el impacto de estos Cisnes Negros sea escapar a ese empirismo ingenuo. Una serie de hechos corroborativos no constituye necesariamente una prueba. El hecho de haber visto solamente cisnes blancos no confirma la no existencia de cisnes negros, no hay que olvidar que son muchos más los cisnes que no hemos visto. Si veo a alguien matar, puedo estar seguro de que es un criminal, pero si no lo veo matar no puedo estar seguro de que sea inocente. Nuestro aprendizaje debería nutrirse también de lo que no sabemos.

El escritor Umberto Eco pertenece a esa clase de personas eruditas, enciclopédicas y, a la vez, amenas. Posee una extensa biblioteca, con más de 30000 libros, y divide a sus visitantes en dos categorías: aquellos que reaccionan con un “¡Oh! Signore professore dottore Eco, ¡vaya biblioteca tiene usted! ¿Cuántos de estos libros se ha leído usted?”, y los demás, que saben que una biblioteca es una herramienta para la investigación y el aprendizaje, que los libros no leídos valen tanto o más que los leídos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: